Cómo cuidar la piel de la cara a cualquier edad

Nuria Fernández
Nuria Fernández

La edad afecta a todos los tipos de pieles y conforme vamos cumpliendo años la piel de la cara pierde elasticidad y firmeza. Es por esto que resulta imprescindible cuidarla a todas las edades para mantenerla en óptimas condiciones y prevenir su envejecimiento. A continuación te presentamos los mejores consejos para cuidar la piel de la cara a cualquier edad.

Cuidar la alimentación y la salud

El primer paso para tener una piel del rostro en perfectas condiciones a cualquier edad y prevenir el envejecimiento prematuro es cuidar al máximo nuestra nutrición. Llevar una alimentación equilibrada, consumir frutas y vegetales y consumir al menos un litro y medio de agua al día es vital para mantener la piel hidratada y retrasar lo máximo posible el envejecimiento de las células. Recomendamos además tener mucho cuidado con la exposición solar y tomar el sol siempre con protección para proteger nuestro rostro y prevenir las arrugas y las manchas en la piel de la cara.

Mantener una correcta higiene diaria

Otro de los puntos que resultan fundamentales para mantener el rostro en óptimas condiciones a cualquier edad es mantener una buena higiene diaria. Si nos maquillamos debemos desmaquillarnos todos los días a conciencia y usando productos especialmente pensados para nuestro tipo de piel, bien sea grasa, seca o mixta. Por otro lado, si no nos desmaquillamos también debemos limpiarla todos los días con lociones especialmente preparadas para el rostro y utilizar cepillos faciales que nos ayudarán a eliminar las impurezas a un nivel más profundo. Podemos adquirir estos productos para la limpieza del rostro en todo tipo de establecimientos físicos u online como LolaMarket.com, para mantener nuestra cada en las mejores condiciones posibles.

Hidratar la piel por dentro

También es muy importante cuidar mucho nuestra piel desde dentro. Es decir, beber agua, infusiones y bebidas saludables todos los días para mantenernos bien hidratados ya que se trata de un punto clave para que la piel luzca luminosa y muy elástica aún con el paso de los años.

Protegernos del sol

Asimismo, tampoco debemos olvidarnos de usar protector solar ya que el sol envejece mucho. Te recomendamos proteger el rostro y las manos usando protector solar de al menos FPS 15, incluso en los meses de invierno, ya que el sol puede envejecer la piel rápidamente e incluso provocar la aparición de las antiestéticas, y peligrosas para la salud, manchas solares.

Evitar el estrés

Quizá no lo sepas, pero el estrés es altamente perjudicial para la salud y también para la piel de tu rostro. Si estás estresada tus hormonas cambian y también la estabilidad y las defensas de tu piel con lo que te saldrán rojeces, granos e incluso esto puede suponer que te aparezcan arrugas con mucha más facilidad si tiendes a fruncir mucho el ceño así que empieza a tomarte la vida con más calma cuanto antes para poder lucir mucho más bella.

El descanso es clave

Otro de los puntos fundamentales para cuidar la piel de tu rostro y conseguir reparar todos los problemas de la piel de la cara a cualquier edad es dormir al menos siete horas cada día. De esta forma tu piel puede repararse de las agresiones diurnas de manera eficiente y tú te sentirás mucho mejor.

A partir de los 35

Aunque hasta los 35 es fundamental usar crema hidratante diariamente y mantener una buena higiene diaria, además de utilizar protección cuando vayamos a ponernos al sol. A partir de los 35 años la circulación del rostro empeora y es por esto que es importante empezar a usar cremas de día con más protección solar, un contorno de ojos adaptados a tu edad con texturas ligeras y también realizarnos una rutina de exfoliación todos los días para mantener la piel en óptimas condiciones.

Cuidados a los 40

A partir de los cuarenta es importante usar sistemas más eficientes como las cremas para aclarar las manchas o para rellenar las arrugas con lo que el retinol y el ácido hialurónico serán los componentes que no deberían faltar en tus cremas a estas edades. Además los poros se hacen mucho más visibles con lo que resulta fundamental incentivar la formación de colágeno y la renovación celular con este tipo de lociones para el rostro.

A los 50 años

Cuando cumplas 50 es muy importante que cuides al máximo la elasticidad y la nutrición de la piel. Con la menopausia los estrógenos bajan y tienes menos grasa en la cara lo que quiere decir que tu piel estará mucho más seca y frágil con lo que recomendamos usar cremas especializadas para pieles secas y cuidar también mucho la piel del cuello aportando mucha densidad, nutrición y también definición con cremas que tengan un buen efecto redensificante. Asimismo, también es importante realizarse un par de tratamientos intensivos con sérums concentrados en vitamina y jalea o caviar para aportar dinamismo a la piel.